AntioquiaEl PeñolEmbalses

Don Darío, sigue sin recibir su liquidación después de 36 años de trabajo en la Piedra del Peñol

Rubén Darío Gómez, es un señor de 59 años que se desempeñó durante 36 años a subir cargas a la Piedra del Peñol, era reconocido por ser un hombre berraco que subía en un solo viaje hasta 90 kilos de frutas por un recorrido de 740 escalones, en algún momento Gómez manifestó que, “yo subía bultos de mango o de sandía de 90 kilos, un bulto de cemento (50 kilos) era suave, para mí no pesaba nada, ¡ah gotas de sudor que dejé derramadas en esa piedra!”.

 

A través de los años este trabajo pesado se iba haciendo un poco más sencillo, llegando al punto de que en tan solo 15 minutos este don Rubén subía La Piedra cargado de productos. 

Lea también: 36 años subió carga a la Piedra de El Peñol: lo mandaron para la casa con dolores y sin pensión

Sin embargo, llegó el día que el arduo trabajo le cobró factura, su cuerpo ya no resplandecía la misma vitalidad y empezaron a llegar las enfermedades, y en el año 2020, un mes antes de iniciar la pandemia lo mandaron para su casa sin nada, dado que nunca pagó ni le pagaron pensión y nunca hubo un contrato de por medio que lo vinculara con la empresa de la piedra, que es el principal atractivo turístico del Oriente antioqueño.

Su trabajo fue reemplazado por una garrucha para subir las cargas y ya no fue necesario don Rubén, conocido como la ‘tractomula humana’.

Actualmente, a Gómez le toca “rebuscarse la vida” pero en diálogo con La W advirtió que, pocas horas después de iniciar su trabajo, se enferma debido a que en sus labores en la Piedra del Peñol se desgarró la columna.

La vida no se la ha puesto fácil a don Rubén, ahora busca que sus derechos laborales sean reconocidos. A pesar de que un abogado lleva el caso, el proceso no ha avanzado y actualmente don Rubén sigue sin recibir una pensión, ni una liquidación por los 36 años que laboró en La Piedra de El Peñol.

Hoy la hazaña y el duro trabajo de la “tractomula humana” no sirvieron y no fueron suficiente para que los dueños de la Piedra lo jubilaran o indemnizaran.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba