AltiplanoBosquesEmbalsesPáramo

El Oriente Antioqueño cerró el 2017 con 34.487 empresas

El Oriente Antioqueño culminó el 2017 con un total de 34.487 unidades empresariales, al considerar las personas naturales, jurídicas (sociedades), establecimientos de comercio, entidades sin ánimo de lucro, sucursales y agencias, matriculadas y renovadas durante este año en la Cámara de Comercio.

Al comparar las cifras registradas el año anterior -cuando se cerró con 30.875-, se concluye que el territorio cuenta con 3.634 unidades empresariales adicionales formalizadas y renovadas, lo que representa un 11,77 % de crecimiento, continuando con una línea ascendente y de fortalecimiento del componente empresarial, tal como se ha presentado en los últimos años.

Frente al surgimiento de nuevas empresas (que integran únicamente las nuevas matrículas de personas naturales y jurídicas), en el último periodo se crearon 4.044 nuevos negocios, que representa un crecimiento correspondiente al 16,47 %.

Estas nuevas unidades económicas entraron a dinamizar la economía regional principalmente en los sectores de comercio (37,14 %), alojamiento y servicios de comida (22.7 %), industria manufacturera (11 %), actividades profesionales, científicas y técnicas (3,5 %) y actividades de agricultura (3,3 %).

De ellos, las actividades de alojamiento y servicios de comida; distribución de agua, evacuación y tratamiento de aguas residuales, así como el comercio y la industria manufacturera, son las que evidencian las mayores tasas de crecimiento.

En el plano municipal se observa que el total de unidades productivas nuevas se concentran principalmente en Rionegro, La Ceja, Marinilla y El Carmen de Viboral, municipios que por su tamaño aportan la mayor proporción del tejido empresarial en el Oriente Antioqueño.  No obstante, se destaca que el 40% de las nuevas empresas -1.625- se crearon en municipios como Guarne, El Peñol, El Retiro, El Santuario, Sonsón y Guatapé, principalmente.

Así, el desarrollo empresarial para el Oriente Antioqueño presenta un comportamiento creciente en el último periodo, dinamizado por aspectos económicos que se reflejan en los indicadores de crecimiento empresarial

de las zonas que conforman la subregión, evidenciando condiciones favorables para la expansión principalmente en dos de ellas.

De las cuatro zonas, la del Altiplano sigue representando el epicentro del tejido empresarial, concentrando el 81,37 % de todas las unidades empresariales, con un crecimiento del 8,97 % en el último año. En ella, Rionegro representa el mayor número de matrículas y renovaciones de todos los municipios del Oriente y actualmente concentra el 32,90 % de todas las unidades empresariales regionales.

En segunda posición de importancia empresarial se encuentra la Zona Embalses. Similar a como ocurrió en 2016, en el último año esta fue la zona del Oriente que más creció al presentar un incremento del 29.40%, reflejando 727 unidades empresariales más que en el año inmediatamente anterior. En ella, El Peñol es el municipio que tiene mayor representatividad con un 53.16 %, seguido por Guatapé con un 19.66 % y, en un tercer lugar, San Carlos con 33.33 %.

Por su parte, la Zona Páramo ocupa la tercera posición en participación, con un 5,88%, y Bosques aporta un 3.28% al tejido empresarial del Oriente Antioqueño.

Unidades Empresariales
ZONAUnidades empresariales 2016Unidades empresariales 2017% crecimiento
Altiplano25.76928.0818,97 %
Embalses2.5073.24429.40%
Páramo1.6782.02920,92%
Bosques8681.13330,53%

Al analizar la dinámica productiva regional por el tamaño de negocios, las microempresas son las que tienen el mayor protagonismo en el tejido empresarial con una participación del 93,35 %, lo que evidencia que la economía del Oriente Antioqueño está impulsada principalmente por este tipo de unidades productivas. A su vez, la pequeña empresa tiene una representatividad de 4,62 %; la mediana, 1,60%; y la grande, un 0,43%,

En cuanto a las actividades mercantiles se encuentra a la de comercio al por mayor y al por menor, al sector de alojamiento y servicios de comida, y a la industria manufacturera, como las más importantes y de mayor desarrollo en el territorio, lo que le permite al Oriente Antioqueño tener un componente empresarial altamente competitivo por las características de estas actividades productivas para generar mayor cantidad de empleo, crear productos o servicios con potencial exportador y ser generador de otros más para el mercado local y nacional.

Este comportamiento del tejido empresarial del territorio evidencia que el Oriente Antioqueño es favorable para los negocios y que la dinámica de crecimiento empresarial que se ha tenido en los últimos años, permanece, traduciéndose en beneficios económicos de gran importancia para la subregión y dinamizando indicadores como el PIB corriente y el PIB per cápita regional y municipal. Se identifican subregiones como la del Altiplano y Embalses con condiciones favorables para el crecimiento.

En materia de cancelación de matrículas, se registraron 4.389 cancelaciones de unidades económicas, entre ellas 95 sociedades y 2.274 personas naturales. Se evidenció un aumento del 12,54 % en los registros de cancelación, comparado con el 2016, lo cual se dio como consecuencia -entre otros factores-, de la aplicación de la Ley 1727 de 2014, la cual dispuso la obligatoriedad para las cámaras de comercio de depurar los registros públicos para los comerciantes y entes jurídicos que cumplan más de 5 años sin renovar su Registro Mercantil.

Las cifras en su conjunto y el panorama empresarial del Oriente Antioqueño, representado en el comportamiento del Registro Público Mercantil, puede consultarse en el informe Análisis Comparativo Empresarial y Regional -ACER-, de la Cámara de Comercio del Oriente Antioqueño, el cual se encuentra disponible en el portal www.ccoa.org.co, menú Cámara y Región, opción Crecimiento Regional.

Fuente: Cámara de Comercio del Oriente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba