BosquesCocornáSan FranciscoSan Luis

La “trocha” que hacen pasar por autopista: tramo Caño Alegre – Santuario, vía Medellín – Bogotá

La autopista Medellín – Bogotá, en el tramo El Santuario – Caño Alegre, parece un viaje a través de otra vía, diferente a lo que se puede llamar autopista. La experiencia de viaje cambia por completo, no solo por el cambio de doble calzada a un solo carril, sino por el detrimento que tiene la vía, los huecos sobre el pavimento son incontables, baches que afectan principalmente a los automóviles, causando daños en los componentes de la suspensión y la dirección, así como los neumáticos.

Muchos de los accidentes que se han presentado en la vía han sido debido a los huecos y grietas en el pavimento, generalmente las motos cuando caen en estos huecos, pierden el control del vehículo, esto siendo el menor de los casos, sin dejar de ser importante, porque en ocasiones coincide la caída con el paso de una tractomula y el desenlace es mortal. 

Los huecos pasan hasta más de cuatro meses sin ser intervenidos por la concesión, esto generando no solo daños a nivel material, sino también accidentes que han dejado múltiples víctimas mortales y lesionados de gravedad, de motociclistas, conductores de carros particulares, vehículos de transporte público, pasajeros y vehículos de carga, en ocasiones las llantas se han estallado, generando la pérdida de control del automotor. 

Invias es la encargada del mantenimiento de la vía, pero este subcontrató, por mucho tiempo, con un tercero que no ha hecho un trabajo adecuado del tramo. 

Uno de los accidentes más complejos que se vivió durante el año 2021, fue el de la mañana del domingo 11 de julio, hecho en el cual un bus de servicio público que se desplazaba por la autopista Medellín – Bogotá fue embestido por un tractocamión a la altura del municipio de San Luis. Con un saldo de 24 pasajeros lesionados, el siniestro se produjo cuando aquel vehículo de carga intentó esquivar un hueco sobre la vía, según reconstruyó el cuerpo de bomberos de San Luis. 

Cuello de botella 

La autopista Medellín – Bogotá, es una vía de alto tráfico de carros particulares y de servicio público que, en algunos momentos, especialmente los fines de semana, festivos y vacaciones, aumenta, y se incrementa con el alto tráfico de vehículos de carga pesada que se moviliza en la zona prestando servicio a las empresas cementeras, industriales y mineras que operan en el sector.

 En este orden de ideas en el tramo Santuario – Caño Alegre, se da un cuello de botella, porque, está en operación una vía de doble calzada desde Medellín hasta el Santuario, y una ruta del sol, con doble calzada, desde la Dorada hasta el Magdalena Medio, por lo cual en este tramo de Santuario – Caño Alegre, se genera congestión vehicular, se suma además que es una vía en deficiente estado, con curvas y pendientes que elevan su nivel de dificultad. 

La voz de la comunidad y gobernantes 

La voz de la comunidad y los gobernantes se ha levantado en múltiples ocasiones, una de las ocasiones de mayor relevancia fue hace aproximadamente 10 meses. La comunidad manifestaba que desde el año 2018, este corredor vial, se encuentra en estado total de abandono según habitantes, líderes sociales y transportadores que utilizan la vía, decían que, desde que la concesión paso a manos de INVIAS, poco o nada se ha hecho por mejorar el estado de la malla vial y a través de un comunicado, La Provincia del Agua, Bosques y Turismo (ABT) se sumó al llamado que varios alcaldes y líderes sociales le hicieron al gobierno nacional y al INVIAS, para que cuanto antes sea solucionado el mal estado de la malla vial entre Alto Bonito y el sector Caño Alegre en cercanías con Puerto Triunfo. En el comunicado, se lamenta la falta de compromiso y oportuna reacción por parte de INVIAS para el mejoramiento del corredor vial, sumándose al reclamo de los alcaldes de Cocorná, San Luis y San Francisco.

«Desde la Provincia Administrativa y de Planificación del Agua, Bosques y El Turismo, somos conocedores de la responsabilidad que le asiste a la institucionalidad en la resolución de las diversas problemáticas que afectan al territorio y a sus pobladores. Es así, que como entidad supramunicipal que aglutina las voluntades de 12 entes territoriales del Oriente Antioqueño en función del desarrollo, nos pronunciamos con respecto a la situación de la vía en el estratégico tramo El Santuario-Caño Alegre, corredor que comunica con nuestros municipios provinciales: Cocorná, Granada, San Francisco y San Luis. Es recurrente que los pobladores de estos municipios tengan que soportar su deterioro progresivo y la falta de mantenimiento vial, situación que deja a la comunidad de influencia a merced de los derrumbes frecuentes que obstaculizan el tránsito de esta vía, que se supone es el eje del desarrollo de la competitividad nacional por cuanto comunica a las dos principales ciudades del país». expresó su director ejecutivo Yeison Valderrama. 

Según Valderrama, esta situación ha desencadenado en el descontento generalizado de las comunidades que han optado por realizar protestas ante las múltiples promesas incumplidas por el Instituto Nacional de Vías, INVIAS, insatisfacción que la Provincia ABT recoge, al tiempo que lamenta que las respuestas ante los justos reclamos de estas sufridas comunidades no se concreten.

«Desde hace aproximadamente 2 años, la concesión de esta vía es administrada por el INVIAS, y desde ese momento se ha evidenciado una precaria gestión en el mantenimiento del estratégico corredor, presentándose múltiples baches, derrumbes y baja operatividad para atender las emergencias en la vía, con las obvias consecuencias en el aumento de la accidentalidad. En resumen, la negligencia y la falta de coordinación del INVIAS para realizar el reparcheo y demás actividades mínimas de mantenimiento de la vía, contrasta con el pomposo anuncio de la construcción de una megaobra de doble calzada de 3,4 billones de pesos en el mismo tramo, obra que según ellos revolucionará un sector importante de la economía regional. Y mientras tanto, los usuarios pagan uno de los peajes más caros del país». culminó en su comunicado.

Hoy la situación es la misma, la vía es intransitable y los accidentes van en aumento, es hora de poner atención y acciones que realmente empiecen a hacer justicia en este corredor vial. 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba