AltiplanoRionegro

Nuevo sistema de transporte de Rionegro ‘rueda’ en medio de la polémica: ¿Sabotaje o improvisación?

El proyecto comenzó a ser impulsado en el 2016 bajo el nombre de “Sonrío” por parte del anterior alcalde Andrés Julián Rendón. Aunque a finales de 2019 se anunció que el proyecto estaba listo para entrar en funcionamiento, luego de ganar las elecciones e iniciar el empalme, el ahora alcalde Rodrigo Hernández le pidió a su antecesor que suspendiera su implementación para hacer algunos ajustes, y ahora el proyecto lleva el nombre de “SITIRIO”.

 

Los contratos

Desde el año 2016 se han ejecutado 48 contratos para el sistema de transporte que suman más de $36.717.030.862 suscritos por el municipio de Rionegro para la reestructuración del transporte público, los cuales se encuentran publicados y pueden ser consultados en la plataforma SECOP.

Los adquiridos firmados y celebrados en la administración de Andrés Julián Rendón para el periodo del 2016 al 2019 tuvo un costo total de $33.998.995.404

En la administración actual de Rodrigo Hernández, ha celebrado 13 contratos por un valor de  2.717.765.458

El último de estos contratos fue celebrado fue el pasado 13 de septiembre de 2021 por $87.835.290, para realizar un acompañamiento jurídico en la gestión precontractual del proyecto tren ligero fase 1 del municipio de Rionegro.

¿Por qué el inicio ha sido tan complicado?, las dos versiones: ¿Sabotaje o improvisación?

Tras más de 7 intentos fallidos por entrar a operar el sistema de transporte en Rionegro, el nuevo sistema integrado de transporte de Rionegro – SITIRIO, inició su operación el pasado lunes festivo, 15 de noviembre, desde ese día el sistema ha tenido dos posiciones en razón de por qué no funciona, una desde la administración municipal que habla de sabotaje y otra desde los usuarios, conductores y comunidad que han evidenciado improvisación.

Sabotaje

Desde la mañana del lunes 15 de noviembre, las autoridades y la administración municipal reporto que se estaban realizando actos de sabotaje ante la apertura del Sistema.

Ante estos actos emitieron un comunicado: “en el transcurso de esta mañana, se han presentado pequeños actos de saboteo contra vehículos e intimidaciones a algunos conductores, por lo que las autoridades extremaron las medidas de seguridad con la Fuerza Pública, para permitir que el servicio a la ciudadanía no se vea afectado”.

El alcalde Rodrigo Hernández también dijo que los transportadores también hacían parte del sabotaje implementando un “plan tortuga”, «Dos de las empresas continúan con el ‘plan tortuga’, enviando a sus conductores a rutas diferentes a las estipuladas o saboteando la operación del Sistema, por lo que se han generado algunas congestiones y retrasos», señaló el mandatario local.

Según información de la administración municipal, en la noche del martes 16 de noviembre, mientras hacían pedagogía en uno de los buses, les fueron lanzadas piedras e insultos, dejando una persona herida. La primera autoridad dijo que: “No vamos a permitir violencia por un Sistema que sólo traerá beneficios a los ciudadanos.”

La alcaldía anunció una recompensa de hasta 20 millones para quien entregue información que permita la captura de los responsables.

Improvisación

Gran parte de la comunidad rionegrera percibe y habla de SITIRIO como un acto de improvisación por parte de la administración, pues luego de más de 5 años de estudios y de $36.717.030.862 invertidos, el sistema no fue lo que se esperaba y mucho menos lo que prometía.

Vehículos sin debida marcación con ruteros

El panorama desde el primer día fue desolador, los vehículos no tenían ruteros, la orden fue hacer las rutas en cartulina, marcadas con lapicero o marcador y pegarlas con cinta, además de cubrir con bolsas negras las antiguas rutas que estaban en los vehículos, este primer acto empezó a demostrar lo improvisado del sistema.

Usuarios y conductores no conocen las rutas

La comunidad no conocía las rutas, esto demostró la poca socialización con las comunidades. Cuando requieren acceder a una ruta para llegar a su domicilio, trabajo, colegio, universidad, centro de salud o demás diligencias y actividades de la cotidianidad, los rionegreros y demás habitantes del Oriente Antioqueño, se encuentran con un cambio total, y no el que se prometía, si no que se encuentran con nuevas rutas, que no cubren sectores que antes contaban con excelente cobertura, nuevas tarifas, superando las que ya existían, frecuencias diferentes a las que ya estaban acostumbrados, generando retrasos en las rutas. Todos los nuevos cambios nadie los sabía, solo se conocieron hasta el día de la implementación, y la socialización hasta entonces solo se había encargado de dar a conocer un nombre y unos “beneficios”.

En la segunda semana de operación usuarios rurales y urbanos, transportadores, despachadores y gerentes, aún siguen tratando de entender el nuevo sistema, los conductores no conocían las nuevas rutas y los que fueron cambiados a rutas que nunca habían hecho, fueron ayudados por los mismos usuarios a quienes transportaban.

Frecuencias

Las frecuencias entre los vehículos las cambian diariamente, es por este motivo que no hay una estabilidad en los horarios. Un vehículo que se demora 1 hora y 15 minutos haciendo una ruta completa, los programadores del nuevo sistema la programan cada 50 minutos, lo cual es técnicamente imposible, lo cual genera congestión y cruce de los horarios entre los vehículos, en el sistema convencional se tenía en cuenta el tiempo de pausa activa de los conductores, en el nuevo sistema no, en el sistema convencional solo paraban dos vehículos por día para el mantenimiento, en el nuevo sistema dejan ocho vehículos de reserva para improvisar con ellos en las rutas que se les empieza a colapsar. El nuevo sistema no entiende que programar 253 vehículos y 29 rutas requiere de la experiencia y conocimiento de más de 50 años que tienen las empresas transportadoras.

¿Y las tarjetas?

 Se supone que esto era uno de los puntos de mayor importancia y el que traería más beneficio a la ciudadanía, pero se conoció que llegaran hasta 2022, y esto es preocupante porque al utilizar efectivo no se podrá realizar transbordos (integración) entre rutas del Sistema SITIRIO, es decir, se deberá pagar el pasaje todas las veces que se aborde una nueva ruta. Además, una muestra “creativa e improvisada” es la de que el paso de la tarjeta por el validador se hará con un palo de selfie que le fue entregado por parte de Somos a los gerentes con la tarjeta para cada conductor.

En entrevista Consejo de Redacción de Teleantioquia, el alcalde de Rionegro, afirmó que la tarjeta se podrá usar para junio del año 2022, en la fase 4 del Sistema, “la gente, los ciudadanos cuando estemos en la fase final, es decir en la fase 4, en el mes de junio del año 2022, podrán pagar con su tarjeta un solo pasaje con una transferencia en toda la ciudad durante 1 hora”, dijo Rodrigo Hernández.

El nuevo sistema no cubre todas las rutas

El nuevo sistema de transporte que tiene más de 5 años de estudio dejó rutas sin cubrir, situación que no pasaba con el sistema de transporte convencional, zonas como El Tranvía, Manzanillos – San Nicolás – San Antonio, ruta que además representaba un ahorro para los usuarios y ahora deben tomar dos rutas y deben pagar dos pasajes, ruta Torres del Campo, ahora no cuentan con cobertura.

Vehículos varados por los nuevos validadores

Los validadores instalados en los vehículos para el pago con la tarjeta ciudad fueron instalados con poco tiempo de antelación antes del funcionamiento del sistema, y ahora los vehículos están teniendo fallas mecánicas en su batería lo cual han generado que no puedan continuar operando. Las fallas se deben a que los validadores también necesitan corriente eléctrica.

Efectos colaterales

Por la improvisada operación del sistema ya se empiezan a sentir los efectos colaterales, por una parte, la ciudadanía a optado por el uso de transporte informal como vehículos particulares y aplicativos móviles o el uso de taxis colectivos e individuales, además por el retraso de frecuencia con el que iniciaron a operar las rutas que son esenciales para los trabajadores, las empresas optaron por contratar su transporte con servicios especiales, lo cual redujo la demanda considerablemente.  Frente al tema de informalidad, los estudios de movilidad que contrató la alcaldía, desde el año 2018, advertía y dejaba como conclusiones y recomendaciones trabajar este tema a profundidad porque estaba afectando el servicio formal dentro del municipio.

Los estudios de movilidad

Los estudios de movilidad elaborados por las firmas Steer Daves & Gleave, Moreal Ingenieros, FONADE y la Universidad Católica de Oriente, dice sobre el sistema de transporte que existía en el municipio que el funcionamiento de las rutas en cuanto a los usos del suelo y la ubicación de equipamientos, presentaba una cobertura en los lugares de concentración de residencia actual y que en cuanto al cruce con la jerarquía vial propuesta por el Plan Vial del municipio, se tenía que las rutas estaban utilizando corredores en su mayoría, vías arterias y colectoras mayores, y que en términos de funcionamiento, esto estaba acertado, por la infraestructura propuesta de dicho plan para la categoría de estas vías, pero se debe tener en cuenta, que, a varias de estas, se le deberán hacer cambios en su infraestructura para que tengan un soporte funcional. Es decir, el estudio pide mejorar las condiciones de las vías, pero no las rutas.

El estudio también indicaba que en cuanto a la proyección que tiene el municipio del crecimiento residencial en el suelo rural, es decir la densidad que se le ha otorgado a este, las rutas de transporte público estaban teniendo una cobertura oportuna, ya que estaban cubriendo las zonas que demandaban más necesidad de este tipo de servicio.

Respecto a las vías rurales, el estudio dice que, en cuanto a la interpolación con la jerarquía vial rural, estas después de que salen del polígono urbano, los principales corredores recorridos son los de primer y segundo orden, estos a su vez distribuyen a través de las vías de tercer orden, en términos de funcionamiento, podría decirse que es el correcto, por el soporte que tienen estás vías. Además, indican que las rutas eran adecuadas, Para los usos del suelo rural se tiene que estas presentan cobertura donde se da la concentración de actividades residencial, de producción (empresas) y de turismo, analizando los equipamientos ubicados en este suelo, se podría inferir de que estas rutas se han dado a partir de las necesidades de cobertura a estos lugares por el tipo de actividades que se desarrollan.

Los proyectos y planes para el mejoramiento de la movilidad en el municipio de Rionegro, se determinó a parir de este estudio, y de algunas normas de la revisión y ajuste del Plan de Ordenamiento Territorial (Acu 002, 2018) en vigencia que se relacionan con el componente de movilidad, y que podrán servir en el desarrollo del Plan Maestro de movilidad, indica asuntos relacionados directamente con la infraestructura y no con la operación del sistema que funcionaba en su momento: “se busca tener una dotación de infraestructura complementaria para el sistema de transporte público con un correcto funcionamiento en términos de: terminales de transporte, paraderos, espacio público, etc.”

Promesas incumplidas

Anunciado como una estrategia para combatir problemáticas como la “guerra del centavo” entre los conductores, la congestión vehicular, saturación de rutas, la alta concentración en puntos de acopio y la ilegalidad en el sector, además de mejorar la cobertura, el alcalde de Rionegro, Rodrigo Hernández, presentó el proyecto SITIRIO, Sistema Integrado de Transporte Público Colectivo del municipio.

En su segunda semana de operación hoy Rionegro: tiene más congestión vehicular, hay alta concentración en los puntos de acopio, donde en ocasiones los vehículos no encuentran donde parquear, aumento la ilegalidad en el sector, dejo sin cobertura a sectores urbanos y rurales.

“La velocidad de operación aumentará, ya que habrá menos buses sobre las vías, se terminará la guerra del centavo y debido a que los buses solo se detendrán en paraderos definidos por la autoridad municipal, habrá mayor orden y seguridad en los ascensos y descensos de los usuarios”, dijo el mandatario alguna vez en una entrevista con Blu radio.

Hoy Rionegro: La operación es mucho más lenta que la del sistema convencional, hay más buses sobre las vías, en ocasiones se encuentran hasta dos rutas porque las frecuencias no están planeadas con los tiempos de recorrido real, existe desorden al abordar los buses porque en ocasiones las filas superan las 30 personas.

Con la reestructuración se busca aumentar del 65% al 85% la cobertura del transporte público en el municipio. Además, se anunció que en el 2021 sería inaugurada una nueva terminal de transportes en el norte de la localidad.

Hoy en Rionegro: la cobertura del transporte público se redujo porque existen sectores sin transporte y algunas rutas veredales no fueron programadas con los recorridos completos.

Este es el panorama hasta hoy de lo que es SITIRIO, antes SONRIO, son muchas las aristas y temas a los que es trasversal la movilidad, el transporte público, que sin lugar a dudas hoy más que nunca es tema central de debate, ya que un solo cambio interfiere con la vida personal y la vida en sociedad de un municipio.

 

DECRETO-082-DE-2019-POLITICAS-Y-PARAMETROS

DECRETO-221-DE-2016-1 Estudios-de-Movilidad-Analisis-de-Otras-Problematicas

Estudios-de-Movilidad-Analisis-de-Transporte-Publico

Estudios-de-Movilidad-Estudio-de-Demanda

Estudios-de-Movilidad-Infraestructura-Complementaria

Estudios-de-Movilidad-Integracion-Regional

Estudios-de-Movilidad-Modelo-Financiero-y-de-Gestion

Estudios-de-Movilidad-Paraderos

Estudios-de-Movilidad-Puntos-de-Despacho

RES.-1131-DE-2018

Resolución-243-de-2019

RESOLUCION-0971-DE-19-OCTUBRE-DE-2018-GESTIÓN-Y-CONTROL-DE-FLOTA-1

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba