AltiplanoEl Santuario

En El Santuario se conmemoró el vigésimo aniversario de la Muerte de Guillermo Zuluaga “Montecristo”

La Administración Municipal y la Sociedad de Mejoras Públicas, rindieron un homenaje póstumo al gran Humorista santuariano, Guillermo Zuluaga Azuero, más conocido como Montecristo con ocasión del vigésimo aniversario de su muerte, el pasado sábado 21 de octubre.

Con una eucaristía, un acto académico de reconocimiento y gratitud al primer humorista de América y finalmente un Show de humor con la participación de Caballo Loco, Puntilla, El Grillo, Felix Zuluaga hijo de Montecristo y show de trova con Tutifruti y el bobo de El Carmen, la comunidad santuariana participó activamente de este evento que congregó a familiares, amigos e instituciones cercanas a este gran humorista de nuestro pueblo.

Su nombre de pila Guillermo Zuluaga Azuero, “MONTECRISTO”, nació en Medellín el 10 de febrero de 1924, pero adoptó su nombre y se autobautizó artísticamente como “MONTECRISTO SANTUARIO Y ZULUAGA”, profesándole un gran amor a la tierra de sus mayores, manifestaba con frecuencia en cada una de sus entrevistas “El Santuario es mi tierra y tiene la mejor gente del mundo».

«Popularizó los nombres de Montecristina, Montecristico, Montecrispuncho, Montecristeso, Montoño, Montecrisñato, entre otros personajes a los que les dio vida e identidad. Él mismo interpretaba a la mujer, al niño, al marihuanero, al gay, al bobo etc., en situaciones cotidianas y simples que hacían morir de la risa a los oyentes en el tradicional espacio de la una y media de la tarde, luego de las noticias de mediodía. Todas las presentaciones la hacía en vivo en el radio teatro de la emisora, con la asistencia de público que lo aplaudía sin cesar. También por un tiempo, la producción de los programas se hizo en el Teatro América de Medellín» Cuenta William Valencia, Coordinador Cultural.

«Guillermo Zuluaga Azuero “Montecristo, es el más popular de los humoristas colombianos, su recuerdo está grabado en los corazones de quienes lo conocieron personalmente o a través de los programas radiales. Sus actuaciones en vivo, llenó teatros y coliseos en Colombia y el exterior. Su humor es calificado inteligente, repentista, simple, popular, positivo, a veces sarcástico, muy regionalista, apolítico y desprovisto de burla y ofensas. Llegó a todos los sectores de la población, desde las grandes ciudades hasta los lejanos campos, y lo escuchaban desde los más niños, hasta los más adultos mayores». Concluye la semblanza de Montecristo referida en el acto académico.

Nota de Prensa: Alcaldía de El Santuario

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba