AltiplanoRionegro

Rionegro: mujer denuncia intento de feminicidio por parte del que consideraba su mejor amigo

La terrible noche llegó un jueves 5 de agosto de 2021, la mujer en la mañana del viernes 6 no podía creer lo que le había pasado, y mucho menos a manos de su “amigo”, “amigo” que tenía desde hace más de 30 años. Esta mujer no quiere revelar su identidad, pero quiere contar su historia, para que hombres y mujeres confíen en su intuición y sobre todo puedan identificar a un abusador y puedan tomar distancia antes de que suceda un desenlace fatal. 

 

Esa noche entraron al apartamento de ella, como cualquier otro día, compartirán un par de copas y una conversación. 

Me tomé cinco rones y perdí el conocimiento 

“Esa noche me tomé cinco rones y perdí el conocimiento, él en esos momentos hizo conmigo lo que le dio la gana, abusó de mí como quiso, me pegó en la cabeza, me pegó dos puñaladas en la espalda, me violó, en el hospital me dijeron eso, me pegó en los pies y en las manos. No sé si me echo algo en el trago. Me preguntó si él estaba mal, si había consumido algo, ¿por qué me hizo todo ese daño?”.  

Un vecino me salvó la vida 

“Yo no me di cuenta de nada, un vecino escuchó que me quejaba y me quejaba. Él tipo dejó la puerta abierta del apartamento. El vecino pudo entrar y me encontró boca abajo y yo botando y botando sangre, me estaba desangrando. El vecino me llevó al hospital. Todo esto me lo contaron posteriormente, porque yo no me di cuenta cuando me llevaron al hospital, no me di cuenta de nada. Yo medio escuchaba a los médicos decir, rápido que esta señora se está desangrando. Yo no sentí cuando me cocieron ni nada, volví a reaccionar en la noche. Me sentí tan mal que pensé que me iba a morir, yo sentía que me iba. Me duele mucho en el alma que él me haya hecho eso y se haya ido. ¿Por qué me abandonó? Nunca pensé que él me fuera a hacer ese mal tan grande”. 

La intuición ya había dado aviso 

La mujer ya había sentido miedo del comportamiento de los últimos meses del hombre, él en ocasiones pasadas se había portado algo agresivo, pero ella nunca se imaginó que él la trataría de matar. “Él tenía algo, algo le pasaba, si me dio miedo, pero me quedé con él. Yo más que todo me quedé con él por soledad. Él era muy caballeroso, aunque en pocas ocasiones se mostró agresivo”.

Es mejor alejarse

“Mi consejo es que cuando sientan miedo o presienten algo malo de una persona mejor se alejen. Yo si sentía que él me quería hacer algo a mí, yo sí tenía ese presentimiento, incluso yo le dije a una amiga, yo tengo un amigo que creo que me va a matar a mí, yo como que siento algo, como que lo veo muy raro, como que me va a hacer algo. En la mirada sentía que me iba a hacer algo, veía que estaba planificando algo, lo veía muy nervioso y me lo hizo”. 

La violencia no conoce de género, hombres y mujeres viven a diario hechos de intimidación y terror por parte de abusadores o abusadoras. La mujer que narró esta historia no denunció a su atacante por temor, tenía miedo de que luego de la denuncia las autoridades no lo llevaran a la cárcel y luego él volviera para matarla. Es difícil vivir con el temor de que un abusador esté al acecho y no poder confiar en la justicia. Más allá de esto es la invitación para tener confianza en nuestra intuición y reconocer las señales de alarma de la violencia, física o psicológica y alejarnos antes de que el desenlace sea el que nos imaginamos pero que no quisimos creer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba