AltiplanoBosquesCocornáEmbalsesSan LuisSan Rafael

En el Oriente Antioqueño, 7.000 familias víctimas del conflicto armado recibieron dotaciones

Más de 7.000 familias que padecieron la violencia en estos municipios se beneficiaron con la entrega de dotación deportiva, musical, tecnológica, de equipos biomédicos, herramientas y fertilizantes agrícolas.

 

Con una inversión de alrededor de 900 millones de pesos por parte de la Unidad para las Víctimas se adelantaron acciones para avanzar en el plan de reparación colectiva de los municipios antioqueños de San Luis, San Carlos y San Rafael.

En el centro poblado Buenos Aires, ubicado en el municipio de San Luis, fue entregada dotación cultural, deportiva, musical e insumos y herramientas para el mejoramiento de los proyectos productivos agrícolas, beneficiando a más de 1.200 familias residentes en 11 veredas: La Gaviota, Los Planes, El Socorro, Sopetrán, Buenos Aires, San Francisco, Manizales, La Estrella, El Popal, El Porvenir y Villanueva, que hacen parte del sujeto de reparación colectiva.

Con el fin de garantizar, no sólo su permanencia en el campo sino su estabilidad económica y social, la Unidad para las Víctimas, dentro de las medidas concertadas con estas comunidades, entregó equipos médicos para mejorar las condiciones de atención en salud, elementos deportivos, instrumentos musicales, y herramientas e insumos necesarios para fortalecer sus proyectos productivos de caña de azúcar, plátano y café. Así mismo, se han realizado encuentros comunitarios alrededor de la luz, comidas tradicionales y relatos de historias sobre sus familiares desaparecidos, acciones que le apuntan a la reconstrucción del tejido social y a retomar sus tradiciones y cultura.

«Todo esto fue estipulado en los planes de reparación colectiva que en la actualidad se desarrolla en los tres municipios. Estos elementos entregados van a facilitar que estas comunidades rurales retomen sus prácticas colectivas, sus tradiciones y costumbres que fueron apagadas por grupos armados”, dijo Wilson Córdoba Mena, director de la Unidad para las Víctimas en Antioquia.

Luis Carlos Bermúdez, líder de esta comunidad expresó entusiasmo con el avance logrado durante este año por la entidad y el trabajo conjunto con la administración municipal y la comunidad misma. «Hoy nos sentimos felices porque llevamos un año en el que implementamos cinco medidas del plan de reparación colectiva para que la gente se fortalezca desde lo cultural, lo deportivo y la productividad en el campo. Con estas medidas vamos avanzando en el trabajo por las víctimas en el municipio de San Luis, que hasta el momento llevamos ejecutado en un 50 %”.

De igual manera, Anselmo Colorado, otro de los miembros del comité de impulso que lidera esta implementación colectiva expresó: “gracias a la Unidad para las Víctimas por estos beneficios que ha traído a nuestro municipio los productos que nos sirven para cada familia, los elementos comunitarios y el acompañamiento sicosocial que nos ha beneficiado en lo colectivo, pero también en lo personal».

En San Carlos y San Rafael

De igual manera, en el municipio de San Carlos fueron entregados computadores, impresoras para las juntas de acción comunal, instrumentos musicales que van a fortalecer el aprendizaje y la cultura de los niños y jóvenes de las zonas rurales.

También el municipio de San Rafael recibió dotación de equipos biomédicos, como parte de la implementación de su reparación colectiva, por valor aproximado de 130 millones de pesos para mejorar las condiciones de atención a la población que para el caso de este municipio lo conforman unas 2.700 familias.

En Antioquia, la Unidad para las Víctimas atiende 53 sujetos de reparación colectiva. De estos, 16 están en implementación con medidas como rehabilitación de vías, escuelas, puentes, parques, dotaciones a centros médicos, instituciones educativas, puestos de salud rurales, casas de la cultura, centros de acopio y apoyo a proyectos productivos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba