En este mes de diciembre los mensajes de texto cumplen un cuarto de siglo. Ya son 25 años del envío del primer mensaje de texto o SMS. Eran tiempos donde solo se permitía utilizar 160 caracteres por mensaje y no permitía adjuntar fotografías.

Este tipo de mensajería fue creada por  Matti Makkonen, ingeniero finlandés, junto con el sistema global para las comunicaciones móviles (GSM) en 1985. En un primer momento se pensó que los SMS se utilizarían a modo de notificación para el usuario avisándole de que tenía llamadas perdidas o mensajes en el buzón de voz. Muy pocos fueron los que creyeron que este servicio sería utilizado de forma masiva como medio de comunicación entre usuarios, y así fue, los mensajes de texto revolucionaron la forma de comunicarnos entre nosotros.

Neil Papworth, un ingeniero británico, mandó el primer SMS el día 3 de diciembre de 1992 a través de un ordenador. El destinatario del mensaje fue Richard Jarvis, su amigo y ejecutivo de Vodafone, que a través de esta red de telefonía recibió un SMS donde se leía “Merry_Christmas”(Feliz Navidad). A partir de ese momento nuestras vidas cambiaron por completo.

El sistema de mensajería se fue popularizando con los primeros terminales móviles de gran consumo. Pero claro, tenía muchas limitaciones. Rondaba el año 2.000 y los usuarios de mensajería de texto tuvimos que desarrollar “un lenguaje nuevo” haciendo uso de la abreviatura de las palabras para que en tan solo 160 caracteres se resumiera toda la información que queríamos transmitir. “Hla, qtal a ido el dia” se convirtió en una forma aceptada de hablar con otras personas, pese a prescindir de algunas vocales y dar alguna que otra patada al diccionario.

Tal era su uso en estos años que, como bien hizo Neil Papworth, todos los usuarios de este servicio felicitábamos el nuevo año a través de mensajes de texto, incluso los servicios de telefonía móvil quedaban colapsados durante unas horas debido al envío masivo de SMS durante los primeros minutos del nuevo año. Todos queríamos ser los primeros en felicitar a nuestros amigos o familiares y al final, al estar las líneas tan ocupadas, no llegaban los mensajes cuando queríamos.

Hoy en día el auge de las apps de mensajería instantánea como Whatsapp o Line  han ido dejando en un segundo plano a los mensajes de texto, por este motivo el servicio de mensajes cortos ya no se usa tanto pese a que hay muchas compañías telefónicas que incluyen SMS ilimitados y gratuitos en sus tarifas.

Como tantas tecnologías obsoletas, parece que haya pasado una eternidad desde que los SMS eran populares. Sin embargo, no ha pasado tanto tiempo. Según los datos recogidos por Strategy&, consultora estratégica de PwC, revelan que a partir del año 2012 se aprecia un descenso de envío de SMS, al mismo tiempo que se hay un aumento en el uso de la mensajería instantánea (Whatsapp). En 2010 el 91% de los mensajes que se enviaban en todo el mundo eran mensajes de texto frente al 9% que lo hacían a través de mensajería instantánea. Ahora, este porcentaje se ha invertido.

Parece mentira, pero WhatsApp no siempre ha estado ahí, ni hace tanto tiempo de su llegada. De hecho, su lanzamiento oficial no se produjo hasta 2009 y Facebook no adquirió la compañía hasta cinco años después, en 2014. Sin embargo, el cambio ha sido vertiginoso e imparable. Estos datos fueron cambiando cada vez más rápida donde se apreció de forma clara un declive en el envío de SMS. En 2014 se enviaron diariamente unos 30.000 millones de whatsapps en todo el mundo, y el envío de sms cayó al 25%.

Los SMS son incapaces de competir con apps que permiten enviar texto, realizar videollamadas, enviar fotos, poner filtros en tiempo real sobre el rostro del usuario…

Por eso prácticamente han muerto, aunque no han desaparecido del todo… De hecho, el uso comercial del mensaje de texto es el más extendido. Debido a que no llegan de forma masiva, las empresas han visto un buen canal de publicidad en los mensajes de texto para conectar con su público objetivo a través de campañas de marketing con el envío masivo de SMS.

Curiosamente, hoy en día son un buen canal de marketing, que ofrece un mensaje concreto y bastante visibilidad. Según el último estudio anual Mobile Marketing de 2017 de IAB Spain, el SMS sigue siendo la segunda opción favorita de muchos usuarios solo precedida por el e-mailpara: confirmación de pedidos (33%), promociones y descuentos (30%), comunicaciones de envío de paquetería (44%) y cargos en la tarjeta de crédito/débito (44%). Así que… ¡El SMS ha muerto, larga vida al SMS!

Comentarios