Nuestra salud cardíaca depende directamente del estilo de vida que llevemos a cabo, el cual debe incluir actividad física y una sana alimentación en nuestra rutina diaria.

Las prolongadas jornadas laborales nos obligan a mantenernos sentados durante horas, para luego subir a un transporte, llegar al hogar, comer y dormir. Este estilo de vida es la principal causa de sedentarismo y enemigo de nuestra salud cardíaca. Ante esta realidad, el doctor Alexis Lama, cardiólogo de IntegraMédica en Chile, advierte sobre otro factor que afecta directamente a nuestro corazón, asegurando que “la mala alimentación, afecta notablemente la salud cardíaca. Esto se evidencia en comer mucha sal y poco potasio (es recomendable que la relación sodio/potasio sea < 1), comer poca cantidad y variedad de frutas y verduras crudas, además de usar malos aceites”.

5 consejos para cuidar la salud de tu corazón

Si tienes un estilo de vida sedentario, dieta rica en sodio y eres fumador, realiza un chequeo a tu presión arterial, ya que la hipertensión es una enfermedad silenciosa, pero de consecuencias invalidantes, causando problemas al corazón y riñones.

Realizar una exploración física es la opción más efectiva para descartar posibles patologías cardíacas, como también la realización de un electrocardiograma a través del ultrasonido, permite ver el corazón por dentro y detectar anomalías que no se manifiestan clínicamente.

Los cardiólogos recomiendan tomar las siguientes cinco medidas como permanentes para cuidar la salud cardíaca:

  1. Realizar actividad físicas, al menos media hora tres veces a la semana para fortalecer el corazón, bajar de peso y controlar la presión arterial.
  2. No fumar, ya que este hábito puede causar daño en los vasos sanguíneos y aumenta el riesgo de tener presión arterial alta.
  3. Controlar el estrés, dado que aprender a lidiar con los problemas y la presión mejora la salud emocional y física.
  4. Reducir la ingesta de alcohol y consumo de café, a máximo 3 tazas diarias.
  5. Consumir alimentos ricos en potasio como legumbres, frutas y verduras y aquellos que tengan ácidos grasos poli-insaturados, sobre todo con Omega 3.
Comentarios