Por: Elizabet García Duque

 

DIVERTIJUEGOS

En este espacio podrás encontrar divertidos juegos que te permitirán disfrutar de un espacio lúdico y a la vez de aprendizaje con tu hijo(a)… Recuerda que compartir tiempo con tus hijos favorece el bienestar emocional.

Para los más pequeños: (1 año- 2 años)

EXPLORANDO SENSACIONES: En una caja “mágica” o en la bolsa “secreta” mete en su interior objetos con diferentes texturas por ejemplo: Una pelota de chuzos plásticos, una bolsa llena de arena, una bolsa llena de chaquiras o pastas y diferentes elementos que lleven a tu bebe a explorar las diferentes texturas (lisa, rugosa, áspera, suave, blanda, estriada).

También puedes realizar una variación de este juego estimulando el cuerpo de tu hijo (a) al pasar objetos de diferentes texturas a través de él.

Estoy creciendo: (2 años- 3 años)

MI MOTRICIDAD Y YO: En esta edad, los pequeños están mejorando su motricidad, por lo cual, es importante ayudarles a reforzarla. Como primera actividad puedes jugar con tu hijo(a) armando collares de fideos (fideo canutos) los cuales tendrán que insertar de a poco en una tirita de lana (quémale las puntas para que no se deshaga fácilmente).

Otra forma de estimular la motricidad fina en tu pequeño puede ser insertando resortes en un tarro o un tubo de papel higiénico y que el (la) niño(a) tenga que ir moviéndolos poco a poco de arriba hacia abajo.

Con pinzas (pueden ser de las que vienen en los tarros de gomitas) que tu pequeño pase objetos de un recipiente a otro; utilizando únicamente la pinza.

Un poquito más grande (3- 4 años)

AYUDAME A CRECER: A esta edad los niños van perfeccionando la motricidad fina y la coordinación oculo- manual; para esto, te invito a que realices algunas actividades con tus hijos que le ayuden a fortalecer su cuerpecito. Saltemos sobre la cuerda: En primer lugar puedes recrear el lazo y/o cuerda como una serpiente sobre la cual los niños deberán saltar con ambos pies juntos; en los primeros intentos esta debe estar casi al ras del suelo para permitir que los(as) niños(as) vayan adquiriendo mayor fortaleza en sus piernas, a medida que va haciéndolo bien puedes ir elevando el lazo de altura. Si no están ambos padres disponibles para realizar el juego puede participar uno y amarrar el otro extremo a la pata de un mueble, cama, silla etc

Trabajando un poco mi atención: Juguemos concéntrese, puedes armarlo de manera sencilla; con hojas de block iris córtalas a la mitad y en una de las caras pon imágenes que Capten la atención de tu hijo(a); tú los conocerás mejor que yo; algunos prefieren los súper héroes, otros los animales, otros disfrutan con las princesas, príncipes, dragones etc (debes imprimir dos veces la misma imagen para ocultarla tras las mitades de block iris) y posteriormente, será tu hijo (a) en tu compañía quien mediante una estrategia lúdica estará entrenando su dispositivo atencional y su memoria al intentar recordar donde están las parejas. También puedes utilizarlo para practicar colores, letras, vocales, etc

Ahora si… un pequeño gigante: (4- 5 años)

SOY UN PEQUEÑO INVESTIGADOR: En esta etapa tus pequeños están orientados a investigar el mundo que los rodea a buscar explicaciones y darse algunas otras a sí mismos; no te preocupes si no sabes una respuesta exacta; no le pongas tabúes a las situaciones, no le digas mentiras!

Busca una forma dinámica de explicarle las cosas (puedes camuflarlo un poco) pero no le mientas; si no sabes cómo hacerlo, pregúntame estaré dispuesta a orientarte.

Léele cuentos con historias magnificas, motívalo a inventar historias,  a intentar leer.

Búsqueda de semejanzas y diferencias en dibujos infantiles (podrás encontrar varios en internet)

Juguemos a clasificar: Que puedan empezar a separar juguetes por categorías, asociar sentimientos con situaciones Hagamos con ellos laberintos en nuestra propia casa, juguemos golosa y demás actividades que le inviten a tener mayor control sobre su cuerpo.

Papitos… ya estoy grande: (5- 6 años) TÚ MI MODELO Y EJEMPLO: Papitos he llegado a una etapa donde ya necesito ser un niño independiente y autónomo… te pido por favor me ayudes, para que después no tengamos dificultades que podríamos haber evitado; además, mi intelecto se está desarrollando en una “SUPER VELOCIDAD” Apóyame, acompáñame, enséñame con paciencia. Recuerda SIEMPRE “YO SEGUIRE TUS PASOS” Juguemos con laberintos, rompecabezas, completar figuras, encontrar diferencias, concéntrese, pañuelito con letras, colores, palabras, ahorcadito, adivinanzas, cuentos, loterías… ayúdame a volar papá; tengo mis alas y quiero aprenderlas a usar.

Todo esto te ayudara a trabajar con tu pequeño (a) hijo(a) la concentración y la atención. ¡ESPERO DISFRUTEN ESTAS ESTRATEGIAS, MEJORES PADRES… MEJORES HIJOS!

 

Facebook: Psicóloga Elizabet García Duque

Instagram: Psicología.con.amor

Comentarios