En esta oportunidad las dificultades provienen por la falta de una trampa de grasas, ya que vísceras y elementos sólidos están pasando a los motores; lo que ocasionaría un gran daño en la planta. El frigorífico fue reabierto en octubre del año pasado, luego de estar cerrado durante varios meses.

Al respecto el alcalde de Sonsón, Obed Zuluaga, informó que ya se está adelantando el proceso contractual para realizar las obras necesarias en la planta, “falta hacer una red primaria que no se hizo (…) ya la contraté, también hice un contrato por 1.200 millones para seguir mejorando el frigorífico”.

Las alertas sobre lo que está sucediendo en la planta de sacrificio del municipio las hicieron la Universidad de Antioquia y Cornare.

 

Por: Asenred – AUDIO de Sonsón TV

Tomado de: Inforiente.info

Comentarios