Opinión

Sé feliz y haz feliz a los demás.

Por: José Eliécer Palomino Rojas.

Muchas veces nos creemos dueños de nuestras propias vidas, de nuestros seres amados, de nuestros propios deseos, y hasta de nuestro universo, hasta querer dominarlo todo. Pero la realidad es otra, no somos dueños de nada, ni de nadie.

El día en que logremos ser capaces de CREAR causas beneficiosas, llenas de paciencia, alegría, amor, y perdón, se logrará erradicar el Karma para cambiarlo por el Dharma, y de esta forma, con el Dharma, logremos ofrecer cosas buenas, acciones buenas, que nos permitirá irradiar rayos de luz llenos de felicidad, amor y paz hacia nuestros semejantes.

Si practicamos el Dharma, conocido en la lengua clásica del Sánscrito, de la India, como la verdadera virtud del Ser Humano, lograremos la recompensa, por las buenas acciones que realicemos.

El Ser Humano que logre vivenciar el Dharma, se caracterizará, por siempre hacer el bien al prójimo, porque todo lo que realice será en medio de energía, felicidad, solidaridad, hasta llegar a ofrecer amor fraterno (amor entre hermanos) de forma universal.

Hay que recordar, que nuestro gran maestro de maestros, rey de reyes Jesucristo, en su recorrido por este valle de lágrimas terrenal, nos dejó ese sublime mandato: «amar a los hermanos, y amar a los que nos persiguen» (nuestros enemigos). Pero muchos dirán…uy amar a nuestros hermanos es muy fácil, pero…amar a nuestros enemigos?…uff muy difícil. Sí, quizás sea difícil, pero nunca será imposible, he ahí la cuestión.

El que logra amar a los enemigos, supera la gran prueba de fuego, como cuando el oro se pasa por el crisol, dando como resultado un oro puro, genuino, similar sucede en el caso de amar al enemigo, al pasar esa intención de amar al enemigo, por la prueba de fuego, dará como resultado el verdadero y absoluto amor, que nos llevará a entregar nuestra propia vida por el nuevo hermano, que un día fue considerado, nuestro enemigo, como el admirable acto de Jesucristo, que demostró su gran y sublime amor, al entregar su propia vida por toda la humanidad.

Debemos tener en cuenta que primero, hay que potencializar, y conjugar el amor dentro de nosotros mismos, para de esta forma lograr ofrecer amor y hacer feliz a nuestro prójimo(Seres cercanos a nosotros).

¿Haz buscado, y te haz dado amor y felicidad así mismo?. O, haz perdido el tiempo en buscar y dar amor y felicidad en los demás?

* Las opiniones expresadas de los “columnistas” en los artículos son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista de DiariOriente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar