Un UH-60 Black Hawk configurado como Ángel, de la Fuerza Aérea Colombiana,  se dirigió hacia la vereda Dos Bocas en el municipio de Riosucio, departamento de Chocó, para realizar la evacuación aeromédica de un soldado perteneciente al Ejército Nacional, quien presentaba convulsiones debido a fiebre alta con origen desconocido.

El requerimiento fue presentado por parte de la Fuerza de Tarea Conjunta TITAN, que opera desde la ciudad de Quibdó en el mismo departamento.

El paciente fue entregado en condiciones estables en Carepa, Antioquia, después de haber monitoreado sus signos vitales durante el vuelo por parte del equipo de Recuperación de Personal adscrito al Comando Aéreo de Combate No. 5 –CACOM-5.

Así, la Institución aérea está en capacidad e llegar a todos los rincones del país para salvar la vida de quienes se encuentren en peligro

Comentarios