Después de 13 años de estar sin funcionamiento, gracias a la gestión de la administración municipal, un trabajo realizado desde la Secretaría de Bienestar Social se abrieron las puertas nuevamente de la escuela en la vereda la Ilusión.

Además se realizó la dotación del restaurante escolar para que los niños reciban una formación integral. Un compromiso de la administración municipal de seguir apostándole a la educación como motor de transformación y desarrollo social

Comentarios