El 25 de junio de 2017 la embarcación ‘El Almirante’ se hundió en el embalse con 167 personas a bordo, nueve de ellas fallecieron y cerca de 20 resultaron heridas.

Según indicó en un comunicado la Superintendencia de Puertos y Transporte, declaró responsable a la empresa H.J Vallejo – Asobarcos Guatapé por el accidente.

“El fallo determinó que la embarcación no cumplía con las condiciones de seguridad exigidas por la normatividad vigente, luego de comprobar que la tripulación no se les suministró chalecos a todos los pasajeros que iban a bordo ni tampoco expidió los respectivos tiquetes de viaje, como obliga la norma”, señala la entidad.

Por tal motivo, la superintendencia en primera instancia ordenó el cierre de la empresa y le impuso una multa de 520 millones de pesos.

Señala también que, según el informe realizado por la Dirección General Marítima (Dimar), la embarcación no cumplía con las normas técnicas requeridas.

“(…) lo que permite inferir que “(…) el siniestro ocurrido con “El Almirante” se debió a la pérdida de fuerza de boyancia ocasionada por la ruptura del sector de popa del pontón de babor y el desprendimiento del pontón de estribor (…)”, indicó.

Comentarios