El urbanismo que cambiará la cara del muelle en Guatapé está en su fase final de construcción y, pese a los retrasos que ha sufrido esta obra que comenzó a ejecutarse en marzo de 2018, estaría lista en tres meses.

De acuerdo al reporte entregado por EPM, entidad encargada de la primera fase del nuevo malecón, los trabajos tienen un avance del 83 % y los obreros se concentran en los detalles de urbanismo y la infraestructura de tres edificios que integran la etapa.

En junio del año pasado el estimado total del proyecto era de 18.000 millones de pesos; no obstante, el director de esta obra, José Fernando Mejía, reveló que finalmente podrían rondar los 20.000 millones de pesos, con adecuaciones y contratiempos que han surgido en el camino.

Daniela Guarín Cardona, secretaria de Turismo de Guatapé, manifestó que con lo ocurrido en Hidroituango la capacidad operativa de EPM sí se vio reflejada en la ejecución de los trabajos, pero la entidad mantuvo la fecha de entrega estimada para agosto.

La funcionaria agregó que la temporada de lluvias también han dificultado la ejecución de las obras.

Mejía coincidió en esto último y explicó que el invierno generó un aumento en el nivel del embalse que frenó el avance de algunas intervenciones necesarias para proteger la infraestructura física con la que contará el malecón.

“El alto nivel del agua en la represa no había permitido finalizar el terraplén (macizo de tierra que se levanta como defensa de la costanera) y el pozo de alcantarillado”, anotó.

Sin embargo, ambas tareas ya concluyeron y Mejía afirmó que lo más seguro es que el 17 % que resta de obra civil terminará dentro del tiempo pactado, en tres meses.

Guarín confesó que el impacto en el comercio ha sido evidente, por el polvo generado y porque al área donde está el cerramiento quizás no llega la misma cantidad de turismo que antes.

“Aún así, como las embarcaciones y los servicios recreativos para los visitantes se desplazaron a un costado, donde estarán las otras fases del proyecto, es allí a donde se ha concentrado la actividad turística”, indicó la secretaria.

Agregó que de igual manera, y por fortuna, el parque principal, el recorrido por las calles del pueblo para observar los zócalos en las casas y las tiendas de artesanías, son otros atractivos que estimulan el comercio, porque Guatapé no solo depende en este ámbito del embalse.

Sobre los efectos por el tiempo que llevan en ejecución las obras, pues en un comienzo debieron empezar en 2016, Mejía observó que los diseños y los pormenores del proyecto fueron socializados con la comunidad y las asociaciones náuticas, que pese a los retrasos se verán beneficiadas con el resultado.

La alcaldía local confía que con las zonas verdes, los miradores y los locales comerciales con los que contará el nuevo malecón se pueda renovar la imagen del municipio y esto pueda ayudar a atraer más turistas.

Guarín comentó que la organización será mejor y permitirá tener oficinas administrativas e incluso un punto de información para mayor comodidad de los visitantes.

EPM resaltó este aspecto como algo importante, pues con la renta que generen los locales (alrededor de 50 en toda la obra), se espera que el renovado muelle sea autosostenible.

“Por otro lado, también organizaremos las actividades náuticas, pues en el diseño están contemplados tres accesos organizados para estos servicios”, indicó Mejía .

Fotos: Alcaldía de Guatapé

Fuente: ElColombiano.com

Comentarios