Colombia se vio sorprendido apenas iniciando el juego, a los cuatro minutos una descolgada de los japoneses se convirtió en una gran atajada de David Ospina, quien evitó el gol, sin embargo , el rebote quedó en los pies de un jugador japones que remató con dirección de gol, evitado dentro del área con la mano por Carlos Sánchez; evidente la tarjeta roja y el arbitro cobra penalti.

En el minuto cinco del partido, Japón ya ganaba el encuentro, el penalti fue bien cobrado por parte de Shinji Kagawa, David Ospina nada pudo hacer. A los doce minutos Falcao se animó y tuvo su primer remate al arco, pero el balón salió a las manos de Eiji Kawashima. Los contragolpes eran para para Japón, Inui, tuvo el segundo a los quince, pero el esférico se fue desviado del arco.

A los 38’ minutos llegó el empate gracias a un tiro por parte de Juan Fernando Quintero, quien con gran habilidad disparó por debajo de la barrera y el arquero Eiji Kawashima no recorrió bien su portería; a pesar de su lanzamiento nada pudo hacer para evitar el gol. Hasta el final de la primera mitad se fueron con el empate de 1-1.

En el complemento la superioridad numérica de Japón se hacía notar, le cedían el balón a Colombia, pero aprovechaban los trazos largos. Para los 58’, David Ospina se puso el traje de héroe y sacó a dos manos un balón con tintes de anotación. James Rodríguez ingresó al terreno de juego a los 59’ minutos, dejando el terreno el autor del gol Juan Fernando Quintero.

El segundo gol japonés llegaría desde la pelota parada, en un tiro de esquina lanzado por Keisuke Honda y bien rematado entre varios defensores por parte de Yuya Osako, que ponía a los 73’ minutos en ventaja 2- 1 para los asiáticos.

El resto de los minutos fueron negros para Colombia, porque ya no tenían idea y profundidad.

 

Comentarios