En respuesta al paro armado anunciado por la guerrilla del Eln, programado entre el 10 y 13 de febrero, el general Jorge Hernando Nieto, director de la Policía Nacional, aseguró este jueves que están “ampliando todos los dispositivos y actividades preventivas, de inteligencia, policía judicial y de acciones que nos permitan contrarrestar el grupo armado”.

La secretaria de Gobierno de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez, explicó que se reforzó la seguridad ante el anuncio del paro armado en el Chocó y que en el departamento se realizó un consejo de seguridad con las fuerzas militares y la Policía, para vigilar y controlar las zonas con más riesgo: el Bajo Cauca, el norte y el Nordeste, las regiones del departamento con mayor presencia de esa guerrilla y problemas de orden público.

“Las vías, las zonas urbanas, rurales y los municipios del departamento están altamente vigilados, hay más acciones de control y vigilancia en zonas en riesgo como forma preventiva”, dijo la funcionaria.

La zona con mayor riesgo es el municipio de Cáceres, el Bajo Cauca, donde van más de 650 desplazados, dos profesores amenazados y seis colegios cerrados por los constantes combates entre el Eln y el ‘clan del Golfo’.

Los diálogos de paz entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (Eln) pasan por su peor momento. El presidente Santos ha advertido a la guerrilla que mientras no se vean gestos de buena voluntad, los negociadores designados por el Ejecutivo permanecerán en el país.

Frente a rumores de presencia del ELN en el municipio de San Luis, la administración municipal compartió este comunicado:

Comentarios