Desde el pasado mes de noviembre en Rionegro se vienen ejecutando dos proyectos presentados por el equipo de patrimonio de la Subsecretaría de Cultura del municipio, que fueron aprobados por el Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia mediante la convocatoria recursos IVA de la telefonía móvil.

El Mantenimiento e intervención a seis monumentos en espacio público, y sensibilización a la comunidad sobre su cuidado y protección. Los monumentos que vienen siendo intervenidos son: el busto de Liborio Mejía, el mausoleo de José María Córdova, la escultura de Córdova en San Antonio de Pereira, la escultura ecuestre de Córdova en la Plaza de la Libertad y el obelisco y busto de Bolívar ubicados en el parque de San Francisco o Plazuela de los Mártires.

Además, el proyecto de fomento cultural HistoRio, programa de recuperación, protección y divulgación del patrimonio histórico y cultural de Rionegro, destinado a todos los estudiantes de primaria de los grados tercero, cuarto y quinto de las Instituciones Educativas Públicas del municipio.

Por medio de la página de Facebook de la Casa de La Convención, se viene contando a la comunidad sobre los avances de estas restauraciones.

Antes:

Ahora:

Resultado final: Mausoleo
Este monumento dedicado al Héroe y su pueblo, fue inaugurado el 20 de julio de 1878. Habían pasado ya cincuenta años del asesinato a Josè Marìa Còrdova. Luego del Combate de El Santuario, los enemigos ingleses a órdenes de Bolívar, decidieron sepultarlo en una fosa común en el antiguo cementerio de Marinilla. Tres años después de su muerte, su hermano Salvador y su cuñado, el gobernador Manuel Antonio jaramillo, recuperan los despojos y los traen a Rionegro para darles digna sepultura en el templo de San Nicolás.
Fueron muchas personas, movimientos ideològicos y literarios que lucharon durante años para recuperar la imagen y la verdad històrica tanto de Rionegro como del General Còrdova, una figura y unos ideales que sin duda no le convenìan a los intereses de las oscuras y turbulentas fuerzas polìticas, militares y religiosas que dominaron gran parte del siglo XIX, y que afortunadamente se menguaron con la Convenciòn de Rionegro de 1863.

Fue así como el Congreso decidió enaltecer la memoria del Héroe y de Rionegro, edificando un monumento digno de quien fue el máximo defensor de los ideales de la igualdad y la democracia en la agitada y fragmentada historia de Colombia.

 

Texto: Museo Casa de la Convención

Comentarios