La rutina de los controles de tránsito que se realizaban ayer en la glorieta del aeropuerto JMC se vio alterada por un hecho que podía haber terminado en tragedia. En el medio de un procedimiento habitual, un agente fue atropellado y arrastrado sobre el capot de un vehículo que quiso evitar una multa.

Ana María Mejía Secretaria de Desarrollo Territorial, en un comunicado oficial manifestó “rechazamos el comportamiento del conductor que por evadir un control de transito colisionó con otro vehículo y luego por intentar escapar agredió uno de nuestros agentes de tránsito”

Según la versión de las autoridades de transito de Rionegro, el incidente se dio después de que el automóvil fuera solicitado por los agentes por prestar presuntamente el servicio de transporte informal, el conductor al verse requerido trata de huir colisionando con otro vehículo.

Finalmente, y ante el pedido de una grúa por parte de los agentes por la infracción en el accidente, el conductor decide encender su vehículo y atenta contra la integridad del funcionario arrastrándolo en el capot del automóvil.

El agente recibió una incapacidad de 12 días e interpuso una denuncia ante la fiscalía, el vehículo fue inmovilizado en un parqueadero cercano, donde fue guardado por su mismo dueño.

Comentarios