Lo que para muchos es una fiesta, para otros una tortura, pues el ruido de la tradicional Alborada es para las mascotas y sus amos, el día más estresante del año, toda vez que las mascotas, -perros, gatos y aves-, son los más vulnerables a sufrir alguna consecuencia negativa, incluso hasta la muerte.

Por eso, ser precavidos y tener presentes algunas recomendaciones puede ser útil durante la madrugada del primero de diciembre, que además de luces de colores, tiene muchos ladridos y maullidos.

La médica veterinaria del Centro de Bienestar Animal La Perla, Patricia Cadena Salina, extendió las siguientes recomendaciones a los ciudadanos, para evitar que las mascotas mueran a causa de un infarto. Entre ellas se destaca, usar un guacal o una caja de transporte para que él se quede dentro, mientras pasa su crisis de miedo.

Recomendaciones

• Si el animal se esconde durante los estallidos de pólvora es recomendable permitirle permanecer en el lugar que él eligió para resguardarse. Solo hay que acompañarlo.   
• Es preferible elegir un rincón aislado de la casa, con luz suave, acondicionado como refugio e indicarle al animal que allí puede permanecer. Por ningún motivo se debe dejar solo.
• Usar un guacal o una caja de transporte para que él se quede dentro, mientras pasa su crisis de miedo. Si no se dispone de esto, usar dos sillas, una a cada lado de la cama del animal, y sobre ellas poner una manta. Esto le dará la sensación de protección. Hay que permanecer cerca de él. 

 

• Evitar sacarlo a la calle durante las quemas de pólvora. Si hay que hacerlo se debe usarsiempre una buena traílla o collar.

 

• Consultar con el veterinario acerca de los miedos y fobias deanimal. 

 

• Cerrar ventanas, persianas y cortinas. Así se disminuyen los destellos.

 

• Los calmantes, sedantes o cualquier otro medicamento debe ser recetado por el médico veterinario

 

• Algunos recomiendan arropar con una toalla mojada en agua tibia el tórax del animal, aunque no está comprobado  científicamente, podría ayudar.

 

• Los vendajes relajantes deben ser supervisados por el veterinario.

 

• La mayoría de las veces funciona poner música clásica. Otro tipo de música aumenta la fobia de los animales por el ruido.
Comentarios