EPM anunció la suspensión del servicio de gas a vehículos e industria en el Valle de Aburrá y el oriente antioqueño, excluyendo a los buses articulados del sistema Metro que operan con gas, los buses alimentadores y los vehículos recolectores de residuos sólidos en la capital antioqueña.

Esto debido a la crisis en el transporte desde los campos productores hasta el centro del país.

EPM mediante comunicado informó “la Transportadora de Gas Internacional (TGI) aún no ha resuelto el inconveniente en el gasoducto de Boyacá desde los campos productores de Cusiana y Cupiagua, que ha detenido el suministro de gas vehicular e industrial en el interior del país, especialmente en Cundinamarca, Bogotá y Boyacá”.

La decisión no afecta a las pequeñas industrias y las familias que usan el servicio de gas natural residencial para preparar los alimentos.

EPM hace un llamado a los usuarios residenciales y comerciales para hacer un uso moderado del servicio hasta que se normalice la prestación del mismo.

TGI tiene previsto reestablecer el servicio en su totalidad este fin de semana.

Comentarios