AltiplanoAntioquia

Por la pandemia, Testigos de Jehová adaptan predicación utilizando llamadas y videollamadas

Publicidad

Un tema del cual poco se  habla en nuestro país, tiene que ver con el cómo algunas personas que integran religiones que comúnmente evangelizan en sitios públicos y hasta con el conocido puerta a puerta, son los Testigos de Jehová, organización mundial con sede principal en Estados Unidos y que desde finales del 2000 viene en apogeo en nuestro país, donde según cifras de la J.W organización mundial de dirigentes de dicha religión, en Colombia hay en la actualidad 2.316 congregaciones y casi 200.000 mil evangelizadores para un total de 1 Testigo de Jehová por cada 273 habitantes.

Se calcula que de esta población al menos 20 mil están en Antioquia, de los cuales 7 mil se establecen en el Oriente Antioqueño, como en el municipio de Rionegro, donde desde su «Salón del Reino» ubicado en el barrio El Porvenir establecen sus estrategias de predicación, sistemáticas y organizadas; las cuales van desde visitas puerta a puerta hasta la exhibición de textos bíblicos gratuitos en sectores estratégicos del municipio.

Según uno de sus miembros de quien a petición propia reservaremos su identidad, desde que comenzó la pandemia la congregación acepto las medidas impuestas por el Gobierno Nacional.

Antes de la Cuarentena, sus miembros se reunían de manera periódica dos veces en la semana, allí a través de sus dirigentes «Ancianos» organizaban las rutas de predicación, en este caso el municipio de Rionegro se encuentra dividido en dos congregaciones.

Entre semana se solía visitar los barrios en el conocido puerta a puerta, donde se llevaba la «Palabra de Jehová» a través de dos de los textos más conocidos, Revista Atalaya y Despertad, las cuales son distribuidas de forma gratuita en todo el mundo y traducidas en más de 60 idiomas.

Según el relato de esta persona: » Pues antes de la pandemia, nosotros predicábamos dos veces por semana, en donde realizábamos distintos  recorridos; las personas que aceptan por primera vez la palabra de la verdad, generalmente son visitadas en sus mismos hogares en varias ocasiones en lo que llamamos revisitas, estás revisitas sirven para que las personas que se vayan interesando en la palabra y en el estudio de la Biblia, se acerquen un poco más a nuestra comunidad», según Juan, quien lleva cuatro años como Testigo de Jehová bautizado, dice que cuando comenzó la pandemia, a través de la familia Betel, donde se encuentra el cuerpo gobernante, se les impartieron normas puntuales, la cuales incluían la predicación virtual a través de video llamadas de Skype o WhatsApp, así como también para asistir a las reuniones virtuales o  asambleas, donde pasaron de reunirse de forma presencial a usar  plataformas virtuales de multireuniones.

Pero, ¿cómo se reinventaron?

Según la organización J.W: » Nuestros hermanos han encontrado métodos muy creativos para no dejar de predicar, la predicación es sencillamente genial, como la mayoría de las personas tienen que quedarse en casa, algunos decidieron por ejemplo revisar su lista de contactos y llamar uno por uno, a muchos de ellos por videoconferencia. Las personas con las que volvemos a hablar acerca de los cursos bíblicos que damos son tantos que pasamos horas predicando incluso más que cuando no se estaba en pandemia. A algunos ya los conocíamos, pero otros son nuevos. El caso es que estamos teniendo muy buenas conversaciones».

En otros países la situación ha hecho que los publicadores usen más el sitio web de la organización jw.org y la aplicación JW Library.

«Los informes que recibimos de las sucursales demuestran lo importante que es el ministerio para nuestros hermanos. Es sorprendente cómo usan la “sabiduría práctica” para seguir predicando las buenas noticias», puntualizó la organización.

Pese a que no ha sido fácil, han logrado adaptarse, pues no todos sus miembros habían tenido contacto con la tecnología, hito que superaron, pues hasta adultos mayores de 70 años miembros de la comunidad, aprendieron a usar las herramientas mínimas como celulares, tabletas y computadores.

Salud mental y estabilidad espiritual

Independiente a las creencias y la religión, pareciera que los Testigos de Jehová están en su auge, pues a comparación de otras religiones donde sus creyentes tienen que reunirse de forma presencial, los testigos de Jehová desde sus inicios en Colombia, han adoptado el método de «predicar» hasta llegar a las propias casas de las personas, siendo la única religión en Colombia, con una denominación cristiana milenarista y restauracioncita de  creencias antitrinitarias distintas de las vertientes principales del cristianismo, que evangeliza de esta forma, por ende una vez entrada la pandemia cientos de personas que vieron como su frustración crecía en el momento más agudo de la crisis sanitaria, vieron  en este grupo de personas una alternativa diferente,  para solventar de una mejor manera la crisis, tanto así que desde finales de octubre del 2020 las diferentes congregaciones de Testigos de Jehová en el país, registraron un aumento considerable en el número de personas que actualmente estaban recibiendo «la palabra».

Cabe mencionar que el modelo aplicado por esta religión, se basa en su propio entendimiento de la Biblia, preferentemente de su traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, y que tiene, según ellos, como propósito santificar el nombre de Jehová.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba