Marinilla cerca de perder una parte de su historia

 

La “Otra Casa” como es conocido el inmueble donde vivía el sacerdote Jorge Ramón de Posada, prócer de la Independencia, está a punto de derrumbarse. Los años le han pasado factura de cobro a esta vivienda ubicada en el municipio de Marinilla, que data de finales del siglo XVIII.

El desprendimiento de una parte del techo, grietas en los muros y hasta los barandales del balcón destruidos, son algunos de los daños que tiene esta casona que quedó incluida dentro del conglomerado histórico del municipio, cuando el parque principal fue declarado patrimonio histórico, en noviembre del año 1963.

Ante la posibilidad de un desplome de la estructura, existe preocupación entre los vecinos, porque la vivienda está ubicada en zona céntrica, a tan solo 10 metros de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, con un alto tránsito de peatones y vehículos por la zona.

En mayo de 2017, una sentencia del Tribunal Administrativo ordenó la evacuación preventiva de la vivienda, la misma que sigue siendo habitada por su propietaria la señora Ernestina Ceballos.

Ni los dueños de la edificación ni la Alcaldía han logrado un acuerdo para que se hagan las reparaciones antes de que ocurra una tragedia.

Hernán Betancur, representante legal del dueño del local comercial del primer piso de la estructura, relató que desde 2012 “hemos puesto dos acciones populares, en las cuales le reclamamos a la administración municipal, que tome decisiones frente a lo que está pasando. Por un lado porque existe un eventual riesgo de desplome, y por el otro, porque no se puede cerrar la vía de manera arbitraria, porque este es un camino principal”.

Daños desde 1997

Dora Ceballos, hija de la propietaria, señaló que “en 1997 un ataque con petardos a la sede del Partido Conservador, que quedaba diagonal a la casa, afectó gravemente la estructura de la propiedad. Desde ese atentado le hemos escrito a la Alcaldía sin obtener respuesta alguna. Además, no contamos con los recursos suficientes para realizar la restauración que necesita el inmueble”.

El alcalde de Marinilla, Édgar Villegas, explicó que “el caso con este inmueble ha sido complejo. El fallo en segunda instancia del Tribunal Administrativo de Medellín indicó que no es posible invertir un peso allí del erario, porque es responsabilidad de los propietarios de la vivienda realizar los trabajos de mantenimiento de la estructura”. Y justificó el cierre de la vía en el hecho de que es la forma de evitar algún incidente o lesión a las personas que transitan por este lugar.

Esta casa tuvo protagonismo en la historia de la Independencia de Colombia, cuando el sacerdote Jorge Ramón de Posada, durante la campaña libertadora de José María Córdova, lo hospedó y lo ayudó con el reclutamiento de jóvenes para la lucha independentista, el héroe de Ayacucho llamaría al sacerdote “libertador de Antioquia”.

Por: ElColombiano.com

DANIEL QUINTERO MESA

Comentarios