AltiplanoEl Carmen de Viboral

Los ‘Gravity’ del Oriente tuvieron su espacio, la primera competencia legal se realizó en El Carmen

Desde muy tempranas horas del lunes 7 de diciembre, Carlos Mario un joven de 17 años habitante del sector Aguas Claras en el municipio de El Carmen, alistaba su bicicleta, un bípedo hechizo con una que otra modificación cuyo peso supera los 20 kilos, le dijo a su mamá que sería la primera vez que de manera «legal» participaría en una competencia de Gravity Bike organizada por las autoridades del municipio de El Carmen de Viboral, Devimed e Indeportes; fue tal la sorpresa de doña Carmen que ella misma tuvo que llamar a su hermana quién trabaja como aseadora en la alcaldía para que pudiera comprobar lo que sus oídos escuchaban.

La mañana avanzó y llegó la hora esperada, 8:00 a.m., desde lo más alto de la loma de «La Chapa» descolgarían por lo menos 19 jóvenes, entre ellos una mujer, los primeros participantes de una válida reglamentada de Gravity en Antioquia y talvez en el país.

Para muchos o quizás todos, está sería la primera vez en utilizar casco y hasta rodilleras, un problema mecánico de última hora en la bici de Carlos, hizo que uno de sus colegas le prestará su bicicleta, su tiempo no fue el esperado, dice que le faltó presión a las llantas, y es que, estos aparatos pueden alcanzar hasta 120 k/h en una bajada, lo que ellos llaman estar cerca a Dios, pues el más mínimo error o falta de pericia los haría terminar a un bordo de la carretera o en el peor de los casos bajo un carro.

Esta competencia la cual generó opiniones divididas entre quienes apoyan la iniciativa y entre quienes no, pues al ser una práctica peligrosa, consideran no se debería fomentar, suscitando más atención por parte de las autoridades, ¡estos chicos piden a gritos¡, la apertura de un escenario que les garantice la práctica sin ningún riesgo, o por lo menos sin que se puedan encontrar de frente contra un vehículo, la causa más frecuente de la muerte en las vías de estos muchachitos.

«Siento adrenalina», es la frase de batalla que varios de estos «deportistas» lanzaron al aire antes de descolgar los 2,6 km de la loma de la Chapa, misma adrenalina que hasta hizo que el alcalde descendiera en una de estas bicis, siendo el primer mandatario en el país en probar un poco de esta medicina

Culminó el evento y estos 19 personajes cuasi héroes, se sintieron por primera vez aludidos y aplaudidos, todo lo contrario, a lo que suelen escuchar de la boca de conductores quienes por obvias razones repudian estas prácticas, dicen querer, practicarlo con mayor frecuencia para batir el tiempo, bajo la promesa de las autoridades, de que, no será la primera vez, como dice el cuento, amanecerá y veremos.

Así concluye una relatoría que busca sensibilizar a las familias, los jóvenes practicantes y la sociedad, porque, a que la tenemos gruesa para juzgar a las personas, unos que talvez por su apariencia, falta de educación o porque les toco, vieron en el Gravity Bike una alternativa para desconectarse de este mundo, de forma literal.

Culminado el evento tres de ellos salieron con rumbo hacía la autopista Medellín – Bogotá, se les habría olvidado la lesión pues pegados a una buseta partieron en busca de su dosis de «Adrenalina».

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba