La Gobernación de Antioquia reconoció que el Túnel de Oriente, una de las megaobras más importantes de la región, no será inaugurado por ahora. Los motivos son las filtraciones que hay en algunas partes del proyecto y otros problemas adicionales, los cuales no fueron revelados con detalle por la administración departamental.

El Túnel de Oriente, que busca reducir de 45 a 18 minutos la distancia entre Medellín y el aeropuerto internacional José María Córdova de Rionegro, debía ser inaugurado el pasado 31 de marzo, fecha que no se cumplió por las filtraciones.

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez, explicó que por ahora se firmó una prórroga de tres meses con los contratistas, con la esperanza de que el primero de julio se pueda inaugurar el megaproyecto. “El túnel debió ser inaugurado el 31 de marzo, pero los constructores encontraron filtraciones. Estamos explorando si necesitan 3 meses más, los contratistas son quienes están más urgidos porque si no entregan la obra tendrán que pagar compensaciones económicas”.

La megabobra tiene un costo de un billón de pesos, financiado casi en la totalidad con dineros públicos antioqueños. Su construcción se planeó hace 50 años con una licitación fallida, pero comenzó a tomar forma hace 21 años con apoyo del expresidente Álvaro Uribe.

El diciembre del año anterior el presidente Iván Duque recorrió las obras y celebró que el proyecto hubiera superado 3 años de retraso por la oposición durante la gobernación de Sergio Fajardo. Aunque la inauguración de la obra era casi una realidad, por ahora quedó en veremos, debido a las fallas y filtraciones confirmadas en las últimas horas.

Fuente: Sistema Integrado de Información
Comentarios