Rionegro cuenta actualmente en su red de alumbrado público con 17.128 luminarias, de las cuales 15.335 en su mayoría son de sodio y unas pocas de mercurio, altamente contaminantes y con un elevado índice de falla. Estas luminarias serán reemplazadas en su totalidad por tecnología LED, reduciendo notablemente la emisión de dióxido de carbono y permitiendo además una disminución del 55% en el consumo anual de energía eléctrica.

1.793 luminarias LED con las que ya se cuenta en este momento, se integrarán a la plataforma de operación remota de este proyecto de modernización, para un total de 17.128 instalaciones lumínicas de tecnología LED que consolidarán a la capital del oriente antioqueño como el primer municipio del país en contar con 100% de luminarias modernas en su red de alumbrado público.

Las luminarias LED tienen una serie de ventajas para el ecosistema de ciudad: larga vida útil (hasta 100 mil horas), precisan de menor mantenimiento en comparación con las fuentes de luz convencionales, tienen una alta eficiencia energética, extensa gama de colores, encendido instantáneo, calidad de la luz y ausencia de infrarrojos y ultravioletas. Y lo más importante, es que constituyen una tecnología radicalmente sostenible, no solo por la reducción en el consumo de energía sino también porque se evitará la alta contaminación generada por las luminarias de sodio y mercurio, dejando de emitir 3.826 toneladas de dióxido de carbono al año, lo cual es equiparable al trabajo de 58.000 árboles durante diez años.

Alumbrado público, administrado y operado de manera remota

La telegestión, como procedimiento que permite el control a distancia de las instalaciones lumínicas a través de comunicaciones producidas por contadores inteligentes, permitirá la creación del centro de operaciones de alumbrado público, realizando desde allí de forma remota operaciones como control de encendido y apagado de las instalaciones, lectura del consumo de energía para adaptar la potencia eléctrica a las necesidades reales y favorecer el ahorro y la eficiencia, recepción de alertas cuando el sistema detecta fallas en la iluminación mitigando las afectaciones a la vida útil de la luminaria y reporte de conexión y desconexión a deshoras permitiendo los mantenimientos respectivos en el menor tiempo posible para prevenir perjuicios a la comunidad por falta de iluminación.

Comentarios