A unos días de que la obra sea entregada a la comunidad, se podrá transitar por esta vía que tendrá una velocidad promedio de 80 kilómetros por hora en calzada sencilla bidireccional.

El proyecto Túnel de Oriente es más que un túnel, es un complejo vial conformado por 22,3 kilómetros, entre túneles, viaductos e intercambios viales.

Son tres los túneles que componen la megaobra: Túnel Seminario, Túnel Santa Elena 1 y Túnel Santa Elena 2. Es en el primero donde comienza el trayecto, ubicado en el kilómetro 4+900 de la doble calzada de Las Palmas. Allí se adentra en una primera galería de 786,5 metros de longitud.

Posteriormente, se sale a una vía a superficie con una longitud aproximada de 4,6 kilómetros, conformada por nueve viaductos que en conjunto suman una longitud aproximada de 1,5 kilómetros.

En este espacio se llega al peaje, que tiene cinco casetas, de las cuales cuatro serán de pago electrónico, según lo informó la secretaría de Infraestructura de Antioquia.

Los costos ya se definieron, para la Categoría I será 16.900 pesos y para la Categoría II de 21.000 pesos.

La diferencia es que esta nueva vía es derecha, amplia y con pocas curvas, contrario al serpenteante camino que hay que cruzar hoy en día por Las Palmas.
Este tramo incluye también el viaducto El Chivo, que con 540 metros es uno de los más extensos del país y aunque permite apreciar una magnífica vista de la ciudad no se permitirá que allí los vehículos se detengan y utilicen este espacio de mirador.

“Para eso habrá Policía de Carreteras en la zona”, aclaró un vocero del concesionario.
Una vez se transita por este tramo se llega al puesto de control, desde donde se monitorea todo lo que ocurre en el complejo vial.

Dice Germán Rueda, gerente de la concesión, que no hay rincón que las cámaras no capten para saber todo lo que ocurra en el complejo vial 24/7.

“En el túnel, cada 70 metros hay una cámara. Lo que estas capten se podrá ver en nueve pantallas que están en el centro de control”, dice el directivo.

Luego, sigue el Túnel de Oriente, dos tubos paralelos de 8,2 kilómetros. El primero funcionará de manera bidireccional y estará dotado con los equipos necesarios y de última tecnología para su operación segura.

El Túnel Santa Elena 2 servirá como vía de evacuación ante alguna emergencia en el Túnel 1, por lo que ambos túneles estarán comunicados a través de 19 galerías ubicadas a lo largo del recorrido.

En la entrada y la salida del túnel hay dos megaventiladores de más de 2,5 metros de diámetro y con capacidad de generar 635 kilovatios cada uno. Estos no solo sirven para airear la galería, sino que también, en caso de incendio, operarán al revés y succionarán el humo para sacarlo por la chimenea. El interior del tubo es oscuro, húmedo, imponente. 

Los voceros del concesionario Túnel Aburrá Oriente aclararon que por esta vía no podrán transitar motocicletas debido al número de incidentes viales en los que están involucrados estos vehículos.

Uno de los trabajadores de la obra, que prefirió omitir su nombre, dijo que esta decisión está basada en otros casos, como el Túnel de Occidente, de 4,6 kilómetros, donde se han presentado incidentes con motociclistas, como desmayos por los gases, pues no se puede adelantar en esta vía.

 

Ese túnel es actualmente el más extenso del departamento y lo será hasta el primero de agosto, si no ocurre nada extraordinario, cuando comience a operar el de Oriente, que casi lo dobla en extensión, y hasta que estén listos el Túnel de la Línea y el Túnel del Toyo, que tendrán 8,65 y 8,75 km., respectivamente. Antes de que comience a operar el Túnel de Oriente habrá sensibilización sobre cómo transitarlo.

Nota por Teleantioquia:

Fuente: ElTiempo.com
Comentarios