AltiplanoBosquesEmbalsesPáramo

Disputa entre bandas delincuenciales por rentas ilegales, preocupación de los alcaldes del Oriente Antioqueño,

El gobernador Luis Pérez presidió el encuentro con alcaldes y autoridades del Oriente. 

– El microtráfico es el mayor problema de toda la región, del que se desprenden los diferentes fenómenos de violencia social. Las medidas de control deben ser otras.

Para el gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, y los alcaldes asistentes al Consejo de Seguridad realizado este martes 17 de enero en el municipio de Cocorná, el tema del microtráfico y su control, ocuparon la mayor parte de la agenda de trabajo.

El microtráfico y la disputa entre bandas delincuenciales por rentas ilegales, preocupación de los alcaldes del Oriente antioqueño, que tiene en medio a los jóvenes en varias localidades de la región, tendría sus raíces en la expansión de cultivos ilícitos.

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez, señaló que la erradicación manual ha sido ineficaz. Precisó que en zonas rurales de Sonsón, San Luis, San Carlos y en los límites entre El Carmen de Viboral y Cocorná, los cultivos ilícitos son un dolor de cabeza para los alcaldes.

“La erradicación manual de cultivos ilícitos es muy poco eficiente. Parece una medida de la época de Olafo”, señaló el mandatario, quien buscará tratar el tema con el Gobierno Nacional.

“Hay que buscar establecer una erradicación con fumigación manual o con fumigación puntual desde un helicóptero”, sostuvo Pérez Gutiérrez, al final de un consejo de seguridad que se cumplió ayer en Cocorná, con la participación de los mandatarios locales, los comandantes de Ejército y Policía y la Fiscalía.

Destacó el trabajo que se quiere realizar con las Comisarías de Familia para evitar que los menores de edad sigan cayendo en la adicción por las drogas, fenómeno que, de paso, los lleva a la ilegalidad.

“Hemos tomado la decisión de que el batallón de operaciones urbanas que se va a poner en funcionamiento pronto, va a estar tomando acciones en cada municipio contra el microtáfico”, dijo el mandatario seccional, que anunció demoliciones para las propiedades que se utilicen para el almacenamiento y venta de estupefacientes.

Como alcalde encargado de Rionegro, Adrián Castro, secretario de Familia de la localidad, confirmó que la preocupación por el microtráfico es recurrente en la región. La implementación de una Gerencia del Delito en la localidad ha servido para afectar a estructuras ilegales como los Pamplona y el Laberinto, que controlan buena parte de la venta de estupefacientes.

El hurto de motos es otro problema para el cual se acordó implementar a partir de febrero la Agencia Departamental de Vías, que aprovechará cámaras para el reconocimiento de placas.

Fuente: ElColombiano y Gobernación de Antioquia

Foto: Cortesía Gobernación

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba