Sin argumentos para debatir, así se sienten algunos concejales cuando las personas los abordan para preguntar sobre el Sistema “Sonrío”, ya que al parecer ni los corporados cercanos al alcalde conocen bien el proyecto.

Tanto son las dudas con la iniciativa, que la subsecretaria de Movilidad de Rionegro ha llegado a decir que no se deben confundir peras con manzanas, a lo que los corporados responden que la culpa la tiene la administración local por no hacer una adecuada socialización del tema.

Entretanto el gerente de Somos, quien es uno de los impulsores del sistema, argumenta que con “Sonrío” se hace una propuesta integral del transporte, volviéndolo más eficiente y optimizando los tiempos de recorrido.

Asimismo, desde la administración de Rionegro dicen que si el proyecto sale adelante se trabajará con los 422 vehículos del transporte que existen en el municipio. Mientras eso pasa, los ciudadanos piden mayores espacios para entender todo lo que conlleva el Sistema “Sonrío”.

Por: canalacuario.com

Comentarios