La crisis lecheras ocasionados por los tratados de libre comercio, y el poco apoyo al sector cooperativo por parte del Estado, llevaron al Consejo de Administración de La Cooperativa lechera UNILAC a considerar la incorporación a Colanta.

“Es un proceso que está en trámite en este momento. Hay que surtir varios pasos según la ley del cooperativismo; y consiste en que una cooperativa pase a pertenecer a otra transfiriendo todos sus activos, pasivos, asociados, productores, empleados, transportadores. Es una decisión que se debe definir en la asamblea ordinaria el 18 de marzo”, explicó Luaskin Pérez, Gerente de UNILAC.

De materializarse la propuesta, Colanta tendría en el Oriente Antioqueño un centro de acopio de leche con capacidad de almacenar 150 mil litros diarios, un terreno con la posibilidad de construir una gran industria láctea y los asociados y productores de los municipios de La Unión, Sonsón, La Ceja, El Carmen de Viboral y Abejorral.

“Nuestros asociados y productores van a encontrar en Colanta mayores beneficios en asistencia técnica, ahorro y crédito, herramientas para tecnificarse y mejorar, y van a entrar en las mismas condiciones de cualquier asociado de Colanta”, indicó Pérez.

Al Gerente de UNILAC, le preocupa la situación de los pequeños productores en el Oriente; porque la importación de productos está dificultando la comercialización, “no vemos a un Gobierno apoyando a las cooperativas, no hay motivación. Las condiciones en este país para el pequeño productor son muy difíciles”.

 

Por: Asenred 

Comentarios