No objetar la Ley de Páramos, o en su defecto revisar los artículos que involucran la autonomía y presupuesto de las CAR, fue el llamado que hicieron Cornare, Alcaldes, Gobernación y hasta la Iglesia Católica ante el riesgo que corren estas Corporaciones.

Durante el evento en el que se hizo lanzamiento de MielBanc02, uno de los productos generados por los campesinos beneficiarios de este esquema, se aprovechó para manifestarle al Ministro de Ambiente la preocupación que existe entre Cornare y las demás Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), ante la aprobación de la Ley de Páramos recientemente aprobada en el Congreso, que sólo está a la espera de la sanción del Presidente de la República, y que en un principio busca proteger los sistemas de páramos del país blindándolos ante cualquier tipo de explotación o actividad comercial.

“Ministro, la Ley de Páramos tiene muy buenas intenciones pero si nos descuidamos y usted no nos ayuda, dejaríamos de recibir 25 mil millones de pesos al año para adelantar proyectos en la región”: expresó Carlos Mario Zuluaga, director de Cornare.

“Queremos que el Gobierno Nacional revise cuidadosamente esta Ley y todos los artículos de la misma, especialmente el Artículo 24, que atenta directamente contra la autonomía de las CAR, arrebatando los recursos que se necesitan en la región, y dejándolos al manejo del Fondo Nacional Ambiental, lo que menoscaba el principio constitucional de autonomía del cual se encuentran dotadas las Corporaciones Autónomas Regionales y los entes territoriales” agregaron desde Cornare.

Así mismo, varios alcaldes del Oriente Antioqueño, la Secretaria de Ambiente Departamental y hasta la Diócesis de Sonsón-Rionegro le manifestaron al Ministro, Luis Gilberto Murillo, la incertidumbre por la eventual sanción de esta Ley. Incluso, se conoció una carta que el Gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, envió al Presidente Juan Manuel Santos pidiéndole objetar la Ley de Páramos.

“Queremos que lleve ese sentir de todos los campesinos, por los cuales queremos luchar, y gestione para que el presidente reglamente la Ley de Páramos de manera que no perjudique la autonomía y económica de las Corporaciones Ambientales”, dijo Carlos Arturo Marín, alcalde  de Nariño.

Otra de las preocupaciones de las CAR es que la mencionada Ley no establece el monto de las Transferencias del Sector Eléctrico (TSE) que debe ser girado al FONAM a la subcuenta de páramos, y mucho menos explica si la trasferencia la realiza directamente la generadora de energía al FONAM, o a la CAR, por lo cual desde Cornare también se pidió a las generadoras de energía Isagen y Celsia que apoyen a las CAR en este reclamo.

Por: inforiente.info

Comentarios