En el kilómetro uno de la Autopista Medellín- Bogotá, la policía interceptó un vehículo tipo camión en el que transportaban veinte caballos en mal estado y con heridas abiertas, evidenciado un maltrato animal extremo, incluso uno de los animales ya estaba muerto.

Según las autoridades, los equinos eran transportados para el Oriente Antioqueño, donde iban a ser sacrificados y vendidos en carnicerías de la zona como carne apta para el consumo humano, poniendo en riesgo la salud de quien la consuma por el estado de salud de los animales.

En el procedimiento policial, fue capturado el conductor del vehículo, un hombre de 54 años de edad, por el delito de maltrato animal. Los semovientes fueron dejados a disposición de las autoridades ambientales para su cuidado.

Fuente: caracol.com.co

Comentarios