AltiplanoRionegro

Ataques de perros causan preocupación; en el último mes se registran 2 casos en Rionegro

Especial: "Razas Peligrosas"

En días pasados, una menor de 10 años residente en la vereda El Carmín del municipio de Rionegro, fue atacada por un perro de raza “Rotweiller” mientras caminaba cerca al animal, que al parecer no portaba bozal y estaría suelto en zona cercana a la vivienda de la menor.

Debido a la gravedad de las heridas ocasionadas, la niña tuvo que ser trasladada hasta la Clínica Somer, donde fue intervenida quirúrgicamente con el fin de reconstruir los miembros y zonas afectadas por la mordedura, este hecho fue atendido por la Policía Nacional y una unidad de la especialidad Ambiental, quienes aplicaron el debido comparendo bajo la ley 1801 de 2016.

El canino involucrado se encuentra bajo seguimiento y observación de funcionarios de la Secretaria de Salud, donde también se remitió por parte de la Policía Ambiental a la inspección de Policía quien procederá conforme a lo establecido en la ley 746.

El caso anterior, no sería el único registrado en el transcurso del mes, por lo que estos hechos tienen preocupados a las autoridades policiales, ya que a mediados de mayo, un caso similar sucedió en la vereda Abreito, donde otro menor de edad fue víctima de una mordedura por parte de un canino de raza “siberiano” que si bien no es considerada cono “peligrosa” el dueño del perro también tendría las mismas implicaciones legales que en el caso anterior, en este suceso el animal fue entregado voluntariamente al CEIBA, pues al parecer no sería la primera vez que muerde a una persona.

Ambos casos fueron dados a conocer por unidades de Policía Ambiental que operan en el municipio de Rionegro.

Pero, ¿sobre quién recae la culpa? que hacer en estos casos.

Según nuestro asesor jurídico; “En cuanto a la responsabilidad civil por el daño causado por un animal fiero, el artículo 2354 del Código Civil, establece una responsabilidad objetiva a cargo del propietario u tenedor del animal, al estipular que: (…) “El daño causado por un animal fiero, de que no se reporta utilidad para la guarda o servicio de un predio, será siempre imputable al que lo tenga; y si alegare que no le fue posible evitar el daño, no será oído.” Por lo que los padres de la victima si así lo deciden, podrán interponer una acción judicial o demanda civil para que se les reconozca una indemnización por el daño emergente, lucro cesante y daños morales a que halla lugar. Ello sin contar con las demás acciones administrativas que trae nuestro Código Nacional de Policía y/o responsabilidad penal por el presunto delito de lesiones personales culposas con deformidad y/o secuelas físicas o psicologicas permanentes o transitorias”.

Ley 476 y su regulación, además ¿ cuáles son las razas consideradas potencialmente peligrosas?

La ley 746 tiene por objeto regular la tenencia de perros en las zonas urbanas y rurales del territorio nacional, con el fin de proteger la integridad de las personas, la salubridad pública y el bienestar del propio ejemplar canino.

En su artículo 108-C establece que en las vías públicas, en los lugares abiertos al público, y en el transporte público, o en los que sea permitida su estancia, todos los perros deben tener su correspondiente correa o collar.

Adicionalmente los que son considerados como razas potencialmente peligrosas deben portar su bozal y permiso de tenencia.

Los perros que según esta ley son considerados “potencialmente peligrosos” son: American Staffordshire Terrier, Bullmastiff, Dóberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Fila Brasileiro, Mastín Napolitano, Pit Bull Terrier, American Pit Bull Terrier, Rottweiler, Staffordshire Terrier y Tosa Japonés.

Tema sancionatorio ¿ de cuánto son las multas?

Hay tres tipos de multas a aplicar a quienes infrinjan la regulación. Tipo 1: De alrededor de $ 98.000 y se sanciona por conductas como no recoger los excrementos. Tipo 2: Obliga al pago de $ 196.720 por acciones como dejar al perro deambular por el espacio público sin medidas de seguridad efectivas. Tipo 4: Está tasada en unos $786.880 y se sanciona por conductas como entrenar perros bravos para agredir personas. En esta última, que es la más alta de las sanciones, se incluye el ataque a personas que genere lesiones permanentes. Si el animal es reincidente se procederá al decomiso y un veterinario determinará el tratamiento a seguir.

Investigación: Julián Dávila
Asesoria Jurídica: Juan Oliveros.
Fuente de consulta: Corte Constitucional.
Fotos: cortesía Policía Nacional.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar